• AprendemosJuntos

¬ŅPodemos ejercitar nuestro cerebro mediante el juego? ūüé≤ūüéģ

La respuesta es un rotundo S√ć, los juegos se han convertido en una gran herramienta para entrenar las funciones cognitivas. Y es que, por simples que nos parezcan, son capaces de poner en marcha nuestro cerebro, activando muchos procesos de manera simult√°nea.


Pero os preguntareis, ¬Ņpor qu√© un juego funciona mejor que una tarea espec√≠fica? La respuesta la encontramos en sus propias caracter√≠sticas. En concreto, los juegos son actividades que hacemos de forma voluntaria, de hecho, los utilizamos frecuentemente como una v√≠a de distracci√≥n y entretenimiento, ya que suelen llevar asociadas una serie de emociones positivas. Estas caracter√≠sticas permiten que nos sintamos motivados ante estas tareas, y por tanto los resultados sean mucho mejores que ante otros tipos de actividades como las demandadas por los profesores o los padres. Estas √ļltimas, como ser√≠an los deberes o las obligaciones de casa, se perciben como exigidas e impuestas por el entorno, lo que provoca que nuestra motivaci√≥n sea menor y con ello los resultados obtenidos tambi√©n lo sean.

Así, los juegos se convierten en instrumentos que nos permiten trabajar de manera fácil y accesible nuestras funciones cognitivas. Hoy en día tenemos a nuestra disposición una amplísima variedad de opciones, desde clásicos juegos de mesa como el Monopoly o Parchís, hasta los más novedosos como los videojuegos o la realidad virtual. Ahora solo tenemos que conocer qué juegos podemos utilizar para cada función. ¡En las siguientes entradas te lo contamos!

 

Referencias:

105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo