• AprendemosJuntos

¿Qué es el Trastorno Específico del Lenguaje?

Actualizado: 5 oct 2021

El trastorno específico del lenguaje (TEL) se considera un tipo de trastorno de la comunicación que, a su vez, está englobado dentro de los trastornos del desarrollo, es decir, que tiene inicio en la infancia (pero eso no conlleva que con el paso del tiempo la sintomatología mejore).


El TEL interfiere en el desarrollo de las habilidades que existen entorno al lenguaje en mayor o menor gravedad (y no en otras áreas): comprensión, expresión, uso pragmático del lenguaje, estructuración de frases, escucha, lectura, escritura… y que no es debido a afectaciones de la percepción auditiva, déficit cognitivo/neurológico o anomalías bucofonatorias.


Esta variedad de síntomas hacen que los perfiles de niños con TEL también sean heterogéneos o que puedan llegar a confundirse con otros trastornos en los que también se encuentra un uso del lenguaje deficitario.


¿Cómo se manifiesta?

La manifestación del TEL depende de la gravedad. Los primeros síntomas pueden aparecer en edad preescolar o escolar, cuando el uso del lenguaje se hace más complejo y demandado.


La característica principal es el retraso en el inicio del lenguaje pero sobre todo en los hitos del desarrollo de esta área (en comparación con el grupo de niños con la misma edad), ya que puede ocurrir que haya casos donde encontremos un retraso en el comienzo del habla pero que con el tiempo logra adquirirse correctamente, cuando hablamos de un TEL el retraso es repetido en la mayoría de etapas referentes al lenguaje.


Otros síntomas pueden ser la dificultad para adquirir nuevas palabras, para seguir instrucciones, errores de gramática, vocabulario reducido, limitarse a oraciones simples, dificultad para encontrar la palabra exacta, dificultad en intercambios comunicativos, pérdida del hilo en una conversación, problemas de lectura y escritura, desorganización de ideas en un relato escrito o hablado uso del lenguaje no ajustado al contexto, comprender problemas matemáticos, entre otros.


Por lo que el lenguaje supone en nuestra vida diaria, esta sintomatología conlleva también dificultades a nivel social, emocional y académico, por ello, es importante resaltar la importancia del tratamiento y diferenciarlo de otros trastornos, como el Trastorno del Espectro Autista, ya que ambos coinciden en dificultades con el lenguaje y la comunicación, entre otras similitudes, pero también existen una serie de distinciones, como la intención comunicativa que se da más en TEL (aunque hay que tener en cuenta si al expresarse siente frustración o vergüenza que hace que evite o disminuya su interacción), el uso de gestos convencionales y no verbales es un apoyo básico en niños con TEL como recurso para compensar la parte verbal, al contrario que en casos tipo TEA, y el juego simbólico es más recurrente en niños con TEL, mientras que en niños con TEA se encuentra alterado.


A continuación, os presentamos una infografía con los indicadores de TEL en el que destacamos las señales de alarma más características de este trastorno para facilitar a profesionales y familiares su identificación:


Referencias:

  • Parisse, C. y Maillart, C. (2009). Specific language impairment as systemic developmental dis- orders. Journal of Neurolinguistics, 22, 109-122. ‌10.1016/j.jneuroling.2008.07.004‌. ‌halshs-00353028‌

  • Fresneda, MD. y Mendoza, E. (2005). Trastorno específico del lenguaje: concepto, clasificaciones y criterios de identificación. Neurología, 41.

  • Muñoz-López, J. y Carballo-García, G. (2005). Alteraciones lingüísticas en el trastorno específico del lenguaje. Neurología, 41.


169 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo