• AprendemosJuntos

Aditivos, alimentaci贸n y funcionamiento cerebral 馃

驴Qui茅n elige lo que comemos?

La alimentaci贸n y la conducta de ingesta, especialmente la de aquellos alimentos denominados ultrapalatables, muy agradables al paladar o con un alto contenido cal贸rico, estimulan un sistema cerebral muy especial conocido como sistema de recompensa. Este sistema se activa como consecuencia de comportamientos que ayudan a nuestra supervivencia y su actividad depende de la liberaci贸n de numerosas sustancias qu铆micas o neurotransmisores. La actividad de este sistema, estrechamente relacionada con nuestra experiencia de aprendizaje y nuestro estado de 谩nimo, depende en gran medida de la acci贸n de un neurotransmisor conocido como dopamina.

La dopamina act煤a sobre unas mol茅culas llamadas receptores dopamin茅rgicos. Seg煤n los 煤ltimos estudios, el bloqueo de los receptores de dopamina aumenta la sensaci贸n de apetito y provoca una mayor ingesta de comida y, consecuentemente, aumenta el peso. Podr铆a decirse que el aumento de peso es un esfuerzo que tendr铆a como objetivo compensar la disminuci贸n de la respuesta placentera de comer. Estos descubrimientos sugieren que la baja actividad de la dopamina podr铆a ser un factor de vulnerabilidad a la obesidad, ya que se necesitar铆an cantidades de comida m谩s elevadas para experimentar las propiedades gratificantes y placenteras de la ingesta de alimentos.


Por otro lado, el principal problema de la comida procesada y ultrapalatable es que es muy sabrosa por los aditivos, la cantidad de az煤car, de sal, de harinas refinadas y de grasas hidrogenadas que contienen. Todos estos componentes a帽adidos tienen el efecto de "enga帽ar" a este sistema de cerebral, cuya funci贸n es la supervivencia, y provocan una sensaci贸n de recompensa mayor que la comida con menor cantidad de aditivos o poco procesada, que hoy se conoce como "comida real" o "Real fooding". De esta forma, estos alimentos con gran potencial atractivo, ponen en funcionamiento directa o indirectamente este circuito de recompensa y generan esa sensaci贸n subjetiva de placer (o de disminuci贸n del displacer) y esa enorme satisfacci贸n cuando los consumimos. Adem谩s, suele incrementar las ganas o el deseo, casi irresistible, de volverlos a ingerir pasado un periodo de tiempo que tiende a ser cada vez m谩s corto.

Como ocurre con otros comportamientos adictivos, como el consumo de sustancias o la adicci贸n a los videojuegos, saber que estos alimentos est谩n a nuestra disposici贸n en casa, junto con los pensamientos e ideas alrededor de la comida y los estados de ansiedad o estr茅s, aumenta la probabilidad de su consumo. As铆, esta sensaci贸n de "antojo" por este tipo de alimentos es una experiencia multidimensional que incluye aspectos cognitivos (p.ej. pensamientos repetitivos sobre esa comida), emocionales (p.ej. deseo de comer, ansiedad e irritabilidad), conductuales (p.ej. buscar, ocultar, comer a escondidas) y fisiol贸gicos (p.ej. alteraciones del apetito, cambios en los ritmos de sue帽o, variaciones del metabolismo).


Aqu铆 os dejamos algunas recomendaciones de alimentos y productos que pueden sustituir a ese tipo de alimentaci贸n procesada, con menor densidad energ茅tica que igualmente sacian y nos ayudan al cambio y mantenimiento de h谩bitos de alimentaci贸n m谩s saludables.

Referencias bibliogr谩ficas:

  • Barry, D., Clarke, M. & Petry, N. M. (2009). Obesity and its relationship to addictions: is overeating a form of addictive behavior? The American Journal on Addictions, 18: 439-451.

  • Recurso Web: https://realfooding.com/

75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo